info@clinicablaymonzo.es| 964-19-09-29| 601-349-539
601-349-539| | | |

En la clínica dental Blay + Monzó de Castellón poseemos de las capacidades y medios necesarios para la realización de las técnicas quirúrgicas más complejas para la regeneración de tejidos perdidos o dañados de la cavidad bucal ( encia y hueso).  En nuestra clínica utilizamos materiales de la casa

Un buen estudio y planificación son la clave del éxito para dichas técnicas y hay que aplicar la más oportuna en cada caso. En periodoncia prevalece los injertos de tejido conectivo y de encía libre del paladar. En implantología la elevación sinusal, injertos onlay y la utilizacion de biomateriales nos permiten colocar implantes que sin estas técnicas sería imposible. Siempre que sea posible nos vamos a decantar por usar tejido del propio paciente.

 

Regeneración tisular guiada (RTG): Se refiere a las técnicas que permiten la repoblación del defecto periodontal por células capaces de formar una nueva inserción de tejido conectivo y hueso alveolar. De esta forma, cuando se realiza una  RTG, se excluye la repoblación con células epiteliales y del tejido conectivo, y se promueve la migración de células del ligamento periodontal y del hueso. La RTG consiste en la utilización de una membrana, que funciona como material de barrera, para evitar que las células epiteliales sean las primeras en migrar al defecto. Estas membranas tienen que tener una serie de propiedades ideales: biocompatibles, inertes, estériles, crear un espacio, oclusivas, fáciles de manejar, lentamente reabsorbibles y resistir a la infección si se expone.
En el mercado existen varios tipos de membranas.
El éxito de las membranas depende de factores relacionados con el paciente (salud general, higiene oral, tabaco, cumplimiento, etc.)  y con el tipo de defecto óseo (anchura y profundidad del defecto; nº de paredes del defecto, cantidad de encía queratinizada). Los principales factores que influyen de forma negativa en la RTG son: un inadecuado control de placa, el tabaco y la exposición prematura de la membrana.

Injertos óseos:
En diferentes estudios se ha combinado el tratamiento por colgajos con la colocación de injertos óseos o materiales de implante dentro de los defectos óseos, con el fin de estimular la regeneración periodontal. Los diversos materiales de injerto e implantes usados hasta ahora pueden ser ubicados en cuatro categorías:
–    Injertos autógenos: injertos transferidos de una posición a otra dentro del mismo individuo (zona donante intraoral o extraoral).
–    Aloinjertos: injertos transferidos entre miembros de la misma especie genéticamente diferentes (MFDBA, DFDBA).
–    Heteroinjertos o xenoinjertos: injertos tomados de un donante de otra especie. (Bio-Oss ®)
–    Materiales aloplásticos: materiales para implantes inertes utilizados como sustitutos de los injertos de hueso (fosfato tricálcico beta, hidroxiapatita).
Las razones para usar injertos óseos o materiales aloplásticos es la suposición
que el material puede contener células óseas neoformadoras (osteogénesis), o servir como andamiaje para la neoformación ósea (osteoinducción) o también que la matriz de los injertos óseos contiene sustancias inductoras de hueso (osteoinducción) que podrían estimular tanto la neoformación de hueso alveolar como la formación de una nueva inserción