• EL PRIMER DÍA

      • No comas nada duro en 24 horas para no despegar los aparatos que cavamos de poner en tus dientes. Te sugerimos pasta, pescado o sopas.
      • Es posible que el primero o segundo día después de haberlos pegado se despeguen A veces el pegamento no llega adherir bien las placas metálicas a la superficie del diente. Si se despega algo y no te molesta, no es necesario que acudas o llames a la consulta, mantén tu cita. Si algo te molesta, llámanos.
      • Los primeros días es normal que notes molestias o ligero dolor ya que empiezan a moverse los dientes, si lo necesitas puedes tomar algún analgésico como aspirina o paracetamol.
      • Es posible que al principio aparezcan algunos roces del aparato con el interior de tus mejillas, puedes comprar en la farmacia cera específica para ortodoncia y colocarla en el aparato para evitar el roce.
      • Si te sale alguna llaga puedes hacer enjuagues con sal o con colutorios específicos como Aftamed (GUM)

      DURANTE EL TRATAMIENTO

      • Debes cuidar que estas bandas y placas no se despeguen de los dientes. No te las toques innecesariamente. No las fuerces con lápices ni bolígrafos ni tires de ellas.
      • No comas cosas duras o adhesivas en la boca (pipas, chicles, gominolas, kikos, caramelos, cacaos, sugus, para evitar romper o despegar los aparatos, ya que si esto ocurre, deberemos pegarlos de nuevo, lo cual retrasará la evolución normal del tratamiento.
      • Los bocadillos deben ser de pan de molde o pan de leche o lo cortas en trozos pequeños antes de comértelos, al igual que la fruta.
      • El tabaco puede provocar problemas en tus encías y manchas en los dientes durante el tratamiento, esto puede ser un buen momento para dejarlo

      HIGIENE

      • Los aparatos retienen más los alimentos con los que debes extremar la higiene. Si no te cepillas correctamente pueden salir caries bajo los brackets o las bandas.
      • Cepilla tus dientes después de cada comida (3-4 veces al día) durante al menos 3 minutos. Limpia cuidadosamente todas las partes del diente insistiendo especialmente en la que está junto a la encía. Nunca te vayas a dormir con la boca sucia, te pueden salir caries
      • Si tus encías sangran están indicando que no te cepillas bien, cepíllate aunque te sangren suavemente y coméntanoslo cuando vengas para que te demos instrucciones.
      • Para completar el cepillado de los aparatos y los espacios entre los dientes puedes utilizar cepillos interdentales que limpian mejor en estos casos. Pídenos y te daremos muestras.
      • Utiliza enjuagues con flúor 1 vez al día como ayuda a tu cepillado durante 1 minuto. No comas y bebas después
      • También debes cepillar los aparatos removibles utilizando un cepillo de uñas, con agua y jabón. Cepíllalos al quitártelos y no los dejes en cualquier parte donde se puedan deformar, romper o perder.
      • No comas cosas con azúcar ni nada entre comidas, así tendrás los dientes siempre limpios.
      • La higiene es una parte importantísima del tratamiento que puede provocar la suspensión de éste. Si tienes alguna duda en cuanto al cepillado no dudes en preguntarnos, pero no olvides que tienes que poner de tu parte.

      CITAS

      • Es importante no fallar a las citas ya que el tratamiento exige una continuidad. Nunca salgas de la consulta sin tu próxima cita y si no vas a poder venir llama con suficiente antelación para cambiarla.
      • Algunas citas te coincidirán irremediablemente con el trabajo o el colegio, tenemos justificantes para evitar el problema.
      • No dudéis en preguntar cualquier duda que tengáis sobre el tratamiento.
      • En caso de notar molestias excesivas, desajustes o roturas del aparato llama y pide una cita.